Press "Enter" to skip to content

Gobierno impide la información con cierre indefinido de El Impulso

Por Colegio Nacional de Periodistas, Caracas

El Secretario de Organización del Colegio Nacional de Periodistas Seccional Caracas, Edgar Cárdenas Palacios, dijo que en Venezuela la libertad de prensa ha sido vulnerada por el Estado Venezolano, quien ha utilizado distintas vías directas e indirectas para promover la censura y autocensura en los medios.

El control en la venta del papel periódico, los obstáculos para las renovaciones de concesiones a medios audiovisuales y las agresiones directas a los periodistas son parte de las distintas acciones en contra de la prensa venezolana.

El gremialista señaló que debido a la escasez de papel periódico, el diario El Impulso con una trayectoria de 114 años dejaba de circular a partir de este 10 de febrero, porque la Corporación Maneiro, ente del gobierno encargado de suministrar insumos a los medios impresos, se ha negado a vender el tan necesario papel para la edición de uno de los medios más antiguos del país.

Para el gremialista, el gobierno venezolano adoptó como política de Estado la agresión, hostigamiento y persecución a la prensa libre; tratando de evitar que la ciudadanía reciba la información necesaria para poder formarse un criterio sobre la realidad del país; insistiendo en medidas coercitivas contra los medios de comunicación, lo cual viola la libertad de expresión.

Asimismo señaló el directivo, que en el  caso del diario El Impulso, se trata de una  violación indirecta, la cual puede verificarse cuando se restringe un derecho a través de abusos de controles oficiales o privados sobre el papel periódico y otros recursos necesarios para la producción de material impreso, destacando que la intención gubernamental es impedir la información, comunicación y circulación de opiniones e ideas.

Según Cárdenas, evidentemente la paralización del diario El impulso generará un negativo impacto  en la sociedad, debido a que evita se cumpla con el derecho que tienen los venezolanos a estar informados; además de colocar en riesgo a decenas de trabajadores que laboran en este medio.

Haciendo un recuento de la situación que atraviesan los impresos, el gremialista acotó que entre septiembre de 2016 hasta la fecha, 52 medios  impresos denunciaron dificultades con el papel periódico. Asimismo en dicho período 27 diarios se vieron obligados a dejar de circular por la falta de papel; 13 de ellos definitivamente, mientras el resto  lo hicieron de forma temporal.

Los diarios La Nación, El Carabobeño, Tal Cual, El Nuevo País, Diario de Los Andes, La Frontera y  Última Hora; son algunos de los medios que tuvieron que dejar de circular por la negativa de la Corporación Maneiro de suministrar los insumos para la impresión de los respetivos periódicos.

Para el directivo del CNP Caracas, el gobierno venezolano está haciendo uso de una de las formas más radicales que utilizan  los regímenes autoritarios para impedir la difusión de informaciones, explicando además que es totalmente violatorio de los  derechos humanos impedir la libre expresión e información, recordando al Gobierno que tanto nuestra Carta Magna, como la Ley del Ejercicio del Periodismo y las normativas internacionales en materia de derechos humanos prevén el derecho a estar y ser informados veraz e íntegramente.

Cárdenas además dijo que La libertad de expresión e información es un derecho fundamental consagrado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos cuyo artículo 19 establece: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el no ser molestado a causa de opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirla, sin limitación de fronteras por cualquier medio de expresión”

Asimismo expresó que la Carta Democrática Interamericana, señala en su artículo 4 que: “ Son componentes fundamentales del ejercicio de la democracia, entre otros, el respeto por los derechos sociales y la libertad de expresión y de prensa”.

Según Cárdenas Palacios, cada vez que se  cierra una ventana de información, genera un retroceso en cuanto a la comunicación y contacto con la gente. Los ciudadanos requieren de la pluralidad de ideas, opiniones, y noticias para establecer sus propias conclusiones sobre los hechos que le afectan; por ello es imperativo condenar las acciones que ejerce el gobierno venezolano contra la libertad de expresión y opinión porque este derecho es un elemento fundamental de las democracias y  forma parte de sus valores.

Finalizó indicando que corresponde al  poder ejecutivo de Venezuela garantizar que se cumpla el respeto a la libertad de prensa e información; establecido en la Constitución, en la Ley de Ejercicio del Periodismo y en los instrumentos del marco jurídico internacional.

 

 

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *