Press "Enter" to skip to content

Confianza, desinformación y nuevos modelos de medios

El Knight Media Forum 2018 reunió del 19 al 21 de febrerro a líderes en filantropía, medios y tecnología.

Por MARIKA LYNCH (SIP)

“Soy un prisionero de la esperanza y soy un tecno-optimista. Pero debo admitir que, hasta ahora, ha sido un nuevo siglo duro para la confianza y la autenticidad”. Presidente de la Fundación Knight, Alberto Ibargüen.

En efecto. En lo que se refiere a la confianza en los medios, el siglo XXI ha tenido un comienzo accidentado.

A medida que los bots proliferan, los ataques a la prensa libre continúan y a la persona promedio le resulta difícil separar los hechos de la ficción, la confianza en las fuentes de noticias estadounidenses se hunde a nuevos mínimos. El corazón de la conversación en el Knight Media Forum, una reunión de líderes en filantropía, medios y tecnología, que trabaja para fortalecer las noticias y comunidades locales, es la manera en que los medios pueden recuperar la confianza. Nadie ofreció una solución rápida. Si estuvieron de acuerdo en una cosa, es que la reconstrucción tomará tiempo. Mientras tanto, una nueva Comisión Knight sobre Confianza, Medios y Democracia viaja por el país para analizar las causas y ofrecer soluciones.

En el foro, el copresidente de la Comisión, Tony Marx, ofreció cuatro preguntas iniciales para el trabajo del grupo:

1. ¿Cómo vamos a ayudar a las personas a determinar qué es un hecho y qué no?

2. ¿Cuál es el modelo de negocio para las noticias locales?

3. ¿Cómo podemos averiguar qué hacer con el dinero oscuro que alimenta la desinformación en línea?

4. ¿Cómo podemos alentar a las personas a salir de sus silos de información?

Puede leer más sobre las últimas ideas de la comisión y los esfuerzos en Medium.

Aquí hay algunos puntos clave del evento de dos días, que se llevó a cabo del 19 al 21 de febrero de 2018 en Miami:

Las noticias falsas no son una falla del mercado. Es una parte intrínseca del sistema.

Los algoritmos cada vez más influyen en nuestras vidas, y lo que vemos en nuestros feeds sociales. Pero esos algoritmos se están optimizando con fines de lucro, dijo Tim O’Reilly, CEO de O’Reilly Media. Están a favor de los tipos de noticias sensacionales que reciben clics y que a menudo se comparten. Y las noticias falsas hacen dinero.

Aun así, ofreció esperanza y un llamado a la acción para los financiadores en la sala: abogar por la creación o recreación de algoritmos para optimizar los factores más allá de los ingresos.

“Soy optimista de que estos vastos sistemas algorítmicos que estamos aprendiendo a construir pueden ser la base de mercados muy diferentes, que son más equitativos, y crear una sociedad más inclusiva. Necesitamos dominar los sistemas antes de que ellos nos dominen “.

O’Reilly también ofreció consejos para las organizaciones de noticias locales que desean construir operaciones sostenibles en las que la gente confíe. Los sitios de noticias locales deben dejar de perseguir los clics que alimentan la industria de la publicidad en línea e incentivar el sensacionalismo. En cambio, sugirió que se centraran en ofrecer noticias de calidad y encontrar ingresos a través de suscripciones u otros modelos.

Las noticias falsas están a punto de volverse más sofisticadas.

Tómese un momento para mirar este video.

El video fue creado por investigadores de la Universidad de Washington, quienes utilizaron la inteligencia artificial para recrear el rostro y la voz del presidente Barack Obama. Fue un experimento. Pero sirve para demostrar el potencial a medida que esta tecnología será accesible a más personas, dijo Amy Webb, fundadora del Instituto Future Today.

¿Qué pasaría si alguien metiera las palabras en la boca de un líder mundial y engañara a un periodista o al público?

¿Qué pasa si alguien coloca la cara de un periodista en un mitin político, en una parte peligrosa del mundo?

¿Qué pasa si alguien usa tu cara para propagar noticias falsas?

Las noticias falsas no desaparecen, dijo Webb. Se va a volver más sofisticado y más difícil de detectar.

Estamos viviendo en tiempos tumultuosos, pero no sin precedentes.

La invención de la imprenta cambió radicalmente la vida en Europa, pero le siguieron unos 30 años de guerra, dijo Bob Schieffer, ex presentador de noticias de CBS y presentador de “Face the Nation”. ¿Qué le parece? Al entrar en este nuevo capítulo de la historia humana, impulsado por la tecnología, esperamos turbulencias.

Un ejemplo: aunque todos tenemos acceso a una gran cantidad de información en un momento dado, nuestras salas de Redacción se están reduciendo. De hecho, Schieffer dijo:

· Estados Unidos ha perdido 126 periódicos en 12 años.

· El número de periodistas se ha reducido hasta el punto de que uno de cada cinco periodistas vive en Washington, D.C., Nueva York o Los Ángeles.

· 21 de los 50 estados no tienen un solo corresponsal en Washington, y muchas organizaciones de noticias no pueden permitirse cubrir el gobierno estatal.

Sin embargo, Schieffer cree que saldremos fortalecidos de este momento de cambio. La tecnología siempre viene antes de que tengamos la oportunidad de entenderla, dijo. Mientras tanto, “va a ser un viaje lleno de baches”.

La civilidad en línea es un problema, pero puede estar sobrevalorado.

No fue una sorpresa que en un panel titulado “Civilidad, tecnología y comunidad”, la discusión se centrara en por qué las discusiones en línea a menudo se transforman en argumentos e insultos, y cómo se podría arreglar Internet.

Sin embargo, el académico Frank Fukuyama, del Centro para la Democracia de la Universidad de Stanford, ofreció una perspectiva diferente. Sí, el capital social, la confianza y la civilidad han estado en declive desde la década de 1950. Pero esos fueron los días cuando “los hombres blancos formaron la élite en cada ciudad”, dijo. Desde entonces, nuestras comunidades se han vuelto más diversas y ofrecen más oportunidades económicas a una franja más amplia de personas. Sería sorprendente si la gente estuviera tan unida o tuviera las mismas normas y valores, dijo.

“[La civilidad] es necesaria para el discurso deliberativo en un sistema político democrático, pero puede ser sobrevalorado en una sociedad cuando lo que enmascara es la hegemonía de un grupo particular cuyas reglas deben ser aceptadas por todos los demás actores”, dijo Fukuyama.

Los financiadores y las nuevas empresas en línea están viendo algunos éxitos.

Hace una década, a medida que los medios informativos comenzaron a reducirse, los financistas locales y los periodistas comenzaron a unirse para buscar soluciones para informar a las comunidades. Muchos de ellos recibieron fondos de la Knight Foundation, a través de Knight Community Information Challenge, lo que estimuló a los financistas a pensar en las noticias y la información como parte integral de la vida comunitaria.

Un ejemplo es VTDigger, un sitio de noticias de investigación en Vermont, lanzado originalmente con una subvención de $ 6,000 de la fundación de la comunidad local. Con el tiempo, y con la ayuda del personal de la fundación, 24 fondos de comunidad le han proporcionado $ 1.3 millones al sitio, lo que ha ayudado a crecer a equipo de 20 personas con un presupuesto anual de $ 1.5 millones. Con el tiempo, VTDigger pasó de depender de las subvenciones a cultivar suscripciones y membresías.

“Ha sido sobre todo por el periodismo y porque estamos informando sobre las cosas que preocupan a las personas”, dijo la editora sueca Sue Galloway.

Los financistas locales han experimentado con una variedad de modelos. La Fundación Wyncote, por ejemplo, apoyó un sitio de noticias sobre planificación pública en Filadelfia, administrado por la estación de radio pública local, y la Fundación LOR se asoció con organizaciones locales de noticias en Intermountain West en proyectos de periodismo enfocados en soluciones. Puede leer más sobre esos y otros modelos en una nueva publicación de Wyncote Foundation.

Y aun así los experimentos continúan. El fundador de Wikipedia, Jimmy Wales, lanzó recientemente WikiTribune, un proyecto piloto que combina periodistas profesionales con colaboradores de la comunidad para noticias locales.

“La verdad es que los recursos no están ahí [para el periodismo local.] Tenemos que encontrar nuevas formas de reducir el costo del periodismo involucrando a las comunidades”, dijo Wales. “Si podemos encontrar la manera de involucrarnos plenamente y beneficiarnos de gente considerada y amable en una comunidad local … entonces creo que estaremos en lo cierto”.

 

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *